sábado, 8 de agosto de 2009

El Laberinto de tu Betta y la tapa del acuario

La creación de un ambiente húmedo en exceso para el desarrollo del laberinto, así como el periodo en el cual hemos de hacerlo forman parte de un tema considerado como básico, en el cuidado de nuestros Bettas y especialmente en el cuidado de los alevines; es bastante frecuente encontrar compañeros en los foros de acuariofilia ante la tesitura de cómo afrontar el desarrollo del laberinto y cómo preparar el acuario para ello.

Para tratar de mantener este tema siempre disponible (en la medida de lo posible), evitando la repetición infinita de los pasos a seguir (por parte de colaboradores, moderadores y usuarios activos, la principal fuente de ayuda del usuario en apuros), a continuación expongo los detalles de toda esta etapa, fundamental para la salud de nuestros Bettas (obviar el desarrollo del laberinto es condenar a tus Bettas a una breve vida indigna y una muerte agónica).



1. Material básico para afrontar el desarrollo del laberinto


El material enumerado puede variarse en función de preferencias que no influyan en la efectividad del elemento en cuestión y su rendimiento en el método, es decir, podemos alternar un calentador de 75w por 1 de 50w si el volumen de agua en el acuario nos permite hacerlo sin perder la temperatura que deseamos mantener, o el material de la tapa empleada puede ir en función de la disponibilidad o el gasto del mismo,…

Acuario: Volumen recomendado; entre 20 y 60 litros (en función de la cantidad de alevines); material recomendado: cristal doble (es el mejor material para observar el interior, además de asilar la temperatura y humedad del exterior); Ubicación recomendada: Por encima de 1 metro de altura, siempre por debajo de nuestra vista.

Calentador: Potencia recomendada: 75Watios (aplicado al volumen de acuario recomendado); tipo recomendado: calentador anti-golpes, cuesta el doble, tienen el aspecto de una cajita con cable, mejores a nivel técnico-tecnológico, con lo cual no abra accidentes ante un golpe en el interior del acuario o una caída (lo que implica una mayor vida para el aparato y mayor rentabilidad); Ubicación recomendada: vertical o diagonal.

Filtración: No usaremos filtración alguna, salvo prefiltros de esponja o basados en ese mismo principio, evitando bombas de agua que succiones la puesta.

Termómetro: Emplear termómetros lo más precisos posible, con preferencia por los digitales provistos de sonda, seguidos de los termómetros internos de cristal.

Tapa: Dimensiones: Debe cubrir toda la superficie del acuario y sobrar al menos unos milímetros por cada lado; Material: Preferencia por los materiales aislantes (corcho, poliuretano,…), seguidos de cristal doble.

Plantas: Preferiblemente plantas que atiendan a 3 criterios de peso: aguantan varias semanas con escasa iluminación (en el caso de no usar material transparente para la tapa, la luz entrará por los laterales) y temperaturas medias de 30ºC (durante unas semanas), son flotantes o sumergidas sueltas en el acuario, evitar emergentes (pueden usarse terrestres como el Potos) y, como tercer requisito, ser depuradoras u oxigenadoras del agua.

Compañeros: En esta etapa pueden y deben introducirse compañeros compatibles con la talla de nuestros Bettas (en esta etapa el peligro de que generen conflictos es 0), atendiendo a motivos de calidad del agua, así evitaremos introducir cualquier tipo de pez (ni siquiera alevines de Bettas con diferencia de talla), pudiendo recurrir a caracoles que limpien los residuos sólidos (usar planorbis, no manzanas, pues aun son vulnerables a ser atrapados por un manzana mientras descansan) e invertebrados con capacidad filtradora (particularmente, empleo un centenar de daphnias; funciona bastante bien el sistema de filtrado “natural” creado por el conjunto plantas-planorbis-daphnias).

Agua: Calidad recomendada y cambio de agua: El agua ha de ser nueva, aprovechando la talla en la cual deben tener los alevines, en la etapa que nos concierne, procede un traslado del acuario donde nacieron a otro donde desarrollar el laberinto (o en su defecto, un traslado temporal para hacer un cambio de agua total), de este modo ofreceremos agua en condiciones para afrontar las 3 semanas de duración de esta etapa; Valores recomendados: Agua preferiblemente blanda (entre 3 y 6 de GH), pudiendo llegar a endurecerla (hasta los 16 de GH), Acidez del agua, preferiblemente neutra o ligeramente ácida (6.5-7.5º PH), NO2 y NO3 a 0 (tener en cuenta que en estos acuarios no hay filtración (el filtro de esponja queda excluido de esta catalogación, pues es sólo un prefiltro que atrapa residuos sólidos) ni colonia de bacterias (pues tampoco deberemos tener si quiera sustrato), al menos no debería haberlos para sacar la puesta en condiciones por motivos indirectos); Temperatura preferiblemente entre 28 y 30ºC.

Alimentación: La alimentación elegida es fundamental para el correcto equilibrio durante esta etapa. Tipo de alimentación: Alimento vivo; Tomas diarias; de 3 a 6 tomas diarias; Cantidad de tomas: debe sobrar para estar un rato cazando y tener alimento de sobra.

Decir que surgen dudas sobre si en el proceso de alimentarlos podemos tener problemas al quitar la tapa para alimentarlos. Para alimentarlos si provocar un cambio brusco de ambiente, subimos con tranquilidad un lado de la tapa, sin levantar toda la tapa y los alimentamos con normalidad. Una vez concluida la alimentación, tapamos bien y listo.

2. Precedentes

El desarrollo del laberinto es un proceso delicado, influye al 100% en la salud de los laberíntidos (en especial en los Bettas por el modo de mantenerlos en cautividad), pues su función representa un pilar en el organismo de estas especies; ante un mal desarrollo del laberinto las consecuencias se repartirán entre diversos órganos vitales del pez, hecho que se evidencia en el notable retraso de crecimiento, llegando a darse casos de enanismo (por problemas de salud, que no por defectos genéticos).

Estamos obligados a considerar la vertiginosa diferencia entre el “clásico retraso de crecimiento” (generalmente originado por una mala alimentación, mala calidad de agua, poco ejercicio y/o temperaturas bajas) y el retraso de crecimiento originado por problemas en el laberinto.

Para empezar, el primero (retraso clásico de crecimiento) es recuperable en el 90% de los casos, mientras el retraso de crecimiento por complicaciones en el laberinto es irrecuperable pasados los 35-45 días de vida.

En segunda instancia, el retraso “clásico” se soluciona invirtiendo la magnitud de los errores con tiempo para actuar (buena alimentación, abundante y frecuente; buena calidad de agua; temperaturas entre 27 y 28ºC y ejercicio regular), en el caso de retraso por no concluir el desarrollo del laberinto tenemos un tiempo limitado, que cuanto más sea más dificulta la recuperación y más posibilita la aparición de secuelas o daños irreversibles.

Finalmente, destacar que el riesgo de mortalidad por retraso en el crecimiento (clásico) es bajísimo, en torno al 5% o inferior; sin embrago, el riesgo de mortalidad por no desarrollar el laberinto supone una condena a muerte para el 100% de los afectados que no recuperemos a tiempo.

3. Step by step

A continuación, enumeraré paso a paso cómo preparo el desarrollo del laberinto de mis Bettas:

1)A los 14 días de vida, aproximadamente, llega el momento de facilitar el desarrollo del laberinto. El primer paso, proporcionarles agua nueva; para ello, suelo emplear una de estas 2 alternativas, para hacerlo con seguridad:

a)Preparar 1 acuario con agua nueva, con el agua en iguales condiciones que la del acuario de los alevines (temperatura, ph y gh (sin cloro)). Una vez lo tenemos preparado, trasladamos a toda la puesta al acuario nuevo, empleando una malla o red.

b)Preparar 1 cubo con agua en iguales condiciones que la del acuario de los alevines, trasladamos la puesta al cubo y procedemos a limpiar el acuario de los alevines (cambio total de agua y limpieza a fondo); una vez que tenemos el acuario de los alevines listo, aseguramos que las condiciones del agua sean iguales a las del cubo, para luego trasladar de nuevo a la puesta al acuario.

2)Asegurando la buena calidad del agua,mientras desarrollan el laberinto; suelo colocar algunos esquejes de potos y riccia, así como al menos una decena de caracoles planorbis y un centenar de daphnias. Así, mantengo una buena calidad del agua, proporciono alimento eventual y mantengo el fondo limpio de residuos sólidos (que si siguen descomponiéndose en el acuraio contaminan más el agua). Las daphnias ejercen una doble función, filtradora y generadora de alimento eventual.

3)Para facilitar la creación de un ambiente ideal, subo la temperatura del agua a 30ºC.

4)Coloco la tapa del acuario; generalmente la empleo de corcho para potenciar el aislamiento del interior del acuario del medio externo.

5)Para terminar de aislar el ambiente de dentro del acuario del ambiente externo, coloco paños de algodón sobre la tapa, doblando el sobrante hacia el interior del acuario (entre la tapa y el borde superior de los cristales del acuario); de este modo, evitamos la pérdida de calor y humedad, pero dejamos que se renueve el aire.





























6)En caso de necesitarlo, podemos recurrir a un trozo de cinta adhesiva o aislante, para sellar un lado del acuario (generalmente el frente, por ser la parte que moveremos para darles de comer); evitar sellar todo el acuario o mas de 2 lados con cinta, pues no permite el paso del aire y, por tanto, impide la renovación del aire en el acuario.

7)La prueba del algodón es ver las gotas de humedad en los cristales del acuario, en la parte que emerge sobre el nivel del agua; ese es el indicativo de que el ambiente es el correcto para el desarrollo del laberinto.
















8)A la hora de alimentarlos, miedos fuera, levantamos el frontal un poco, introducimos la comida y volvemos a cerrar, asegurándonos de que esté bien cerrado para no perder el ambiente creado. LEVANTAR LA TAPA POR UN LADO, DURANTE EL TIEMPO DE ALIMENTACIÓN DE LOS ALEVINES (SIN RETIRAR LA TAPA COMPLETA, SOLO LEVANTAR UN POCO POR EL FRENTE), NO CREA ESTRAGOS EN LA PUESTA NI ROMPE EL MEDIO CREADO, SÓLO EJERCE UNA LIGERA BAJADA DE TEMPERATURA (DÉCIMAS DE GRADO POR MINUTO).

9)Llegados a los 37-45 días de vida, procedemos a deshacer el ambiente creado, para ello actuamos paso a paso con prudencia.

10)Apagar el calentador y retirarlo.

11)Retirar los paños y cinta de la tapa del acuario.

12)Pasadas unas horas, rodar un poco la tapa y dejar una abertura de varios centímetros de ancho, también podemos levantar la tapa por un lado unos centímetros en lugar de rodarla. La idea es facilitar la homogeneización del ambiente interno del acuario al exterior del mismo.

13)Al día siguiente podemos proceder a trasladarlos a acuarios mayores, hacer cribas o lo que proceda, en función de los intereses de cada uno.



LITTL3

6 comentarios:

Malahide dijo...

Muy buena informacion muchas gracias littel.

LITTL3 dijo...

wenas

gracias, espero que sirva de ayuda

salu2

sergio vera rodriguez dijo...

muy buen articulo litte, viendo este blog aprendo cosas nuevas poco a poco cada dia!!!

sigue asi este blog esta espectacular!!!

LITTL3 dijo...

wenas

gracias Voro!!

salu2

Loquillo73 dijo...

Hola... Una pregunta despues de nacidos los alevines, la pacera siempre tiene que estar tapada o es apartir de los catorce dias de nacidos ?

guzmancreations dijo...

hola pertenesco a una asociacion de acuaristas yo estoy empezando pero soy uno de tus seguidores escojo muy bien a la gente que sigo me gustaria hablar de ti en mi blog si tu estas de acuerdo me puedes escribir a guzmancreations@gmail.com o a mi blog desde puerto rico saludos

Publicar un comentario en la entrada