martes, 14 de julio de 2009

Orden Correcto de Introducción

El presente artículo tiene por objeto aclarar un tema siempre olvidado, incluso en ocasiones obviado, cuando es un factor determinante para el correcto mantenimiento de nuestros Bettas. Me refiero, como evidencia el título de éste artículo, al Orden Correcto de Introducción en el Acuario.

Muchos usuarios cometen errores garrafales por desconocimiento, generalmente guiados por la desinformación o por su mano inexperta (en el caso de algunos usuarios noveles), pues el orden en que introducimos cada miembro del acuario, en un proyecto en el que habrá Bettas, es muy importante y delicado, no debiendo descuidar los preceptos básicos para el mantenimiento de Bettas “fuera de los contenedores individuales o Betteras”, es decir, para acuarios con más de 1 Betta o con más de 1 pez, entre los que al menos habrá 1 Betta.


MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR


A la hora de mantener Bettas hay que organizar bien nuestro espacio, además de tener claro qué acuarios son para qué función (cría, mantenimiento, hospital,...) hay que considerar los peces que alojaremos en ellos, tanto desde el inicio como al completar un proyecto (por ejemplo, un asiático de Bettas y compañeros compatibles asiáticos); en base a estas consideraciones, habremos de actuar en uno u otro sentido a la hora de introducir Bettas.

REGLAS BÁSICAS PARA MANTENER BETTAS

Para un acuario o contenedor individual, sea una bettera o sea un acuario de 20 litros, dónde no introduciremos más que 1 Betta no habrá que hacer distinciones ni manejar orden de introducción alguno.

REGLA DE ORO PARA MANTENIMIENTO DE BETTAS: nunca introducir 2 machos de Betta en el mismo acuario, evitando peleas que deriven en muertes.

REGLAS DE ORO PARA LOS COMPAÑEROS DE LOS BETTAS: antes de enunciarlas 1 consejo, haz oídos sordos a anécdotas que contradigan los preceptos básicos de comportamiento de los Bettas con otros peces, tus peces están en juego:

1)NADA DE PECES TERRITORIALES
2)NADA DE PECES DE CARDUMEN
3)NADA DE PECES DE COLORES
4)NADA DE PECES DE ALETAS LARGAS O LLAMATIVAS
5)NADA DE PECES NERVIOSOS
6)NADA DE PECES QUE ACAPAREN LAS ZONAS ALTAS DEL ACUARIO O LAS PLANTAS Y DECORADOS A MEDIA-ALTA ALTURA
7)NADA DE CANGREJOS DE RÍO, ANGUILAS, MORENAS DE AGUA DULCE, TORTUGAS, REPTILES Y ANFIBIOS EN GENERAL, NI DEPREDADORES DE PECES DE CUALQUIER GENÉRO O ESPECIE.
8)NADA DE GAMBAS CHERRY NI OTRAS ESPECIES EN TALLAS PEQUEÑAS

COMO SÍNTESIS DE ESTAS REGLAS, PODEMOS INTRODUCIR CON BETTAS:

1)CHUPALGAS: chupaalgas chino, ancystrus, plecosomus,...
2)peces de fondo pacíficos y tranquilos: corydoras, khulis, botias caraballo,...
3)EXCEPCIONALMENTE PUEDES INTRODUCIR CRISTALES DE JAVA, unos silúridos transparentes de origen asiático, de cardumen pero pacífico y nocturnos, que no darán problemas a tus Bettas
4)INVERTEBRADOS (exceptuando cangrejos de río y gambas cherry), mejillón de agua dulce, gambas de distintas especies, caracoles (destacan los manzana y los planorbis por su labor limpiadora),...
5)ALIMENTO VIVO COMPATIBLE CON EL MEDIO: podemos introducir grandes colonias de alimento vivo en el acuario (si la filtración existente no supone un problema para ello), de modo que nuestro Betta conviva con la colonia de daphnias de las que se alimenta cada vez que tiene apetito (complementando su dieta habitual), o conviva durante horas o algún día con los naupilos de artemia recién eclosionados en un artemiero interior (instalado dentro del acuario para que produzca alimento en tiempo real sin intervención del usuario),... (es importante no introducir especies parasitarias, molestas como los mosquitos (si esta en interior) y sin posibilidad de sobrevivir en el medio (es decir, no podemos criar artemia junto con nuestro Betta como podemos hacer con la daphnia, igualmente, el grindal o la lombriz tendrán un promedio de vida muy corto dentro del agua, por lo que su cultivo en el acuario no proliferará.)

ORDEN CORRECTO DE INTRODUCCIÓN

Para hacerse una clara idea de los problemas que acarrea el mantenimiento de Bettas en estas circunstancias, primero introduciré las relaciones elementales de las distintas partes implicadas y el “territorio” (siempre que trabajemos con peces territoriales, hay que asumir que el acuario dónde los mantenemos se convierte en “su” territorio).

1.Relación entre el macho Betta y el territorio “Betta”: La naturaleza del Betta deja al macho un papel autocrático cimentado en la ley del más fuerte, es decir, manda 1 individuo sobre el resto, imponiendo su posición por medio de la fuerza. Un macho debe tener su propio territorio y disputará con cualquier otro macho una invasión de su territorio. De un macho, sus congéneres esperan que sea la autoridad indiscutible y un macho joven será rechazado por las hembras.

Para definir un territorio de Bettas (un acuario de mantenimiento) lo primero que hay que introducir, antes que nada, ni compañeros ni hembras, lo primero que hemos de introducir es el “único” macho del territorio, para que establezca su territorio (es una labor de reconocimiento del territorio disponible y confianza en sí mismo, por ello debe estar sólo al inicio).

2.Relación de la hembra Betta y el territorio: La naturaleza de la hembra es dual en cuanto a la agresividad del comportamiento; por un lado, se mostrará sumisa y huidiza ante un territorio liderado por un macho dominante que no muestre debilidad ante el resto de habitantes del acuario; en cambio, ante otras hembras débiles o nuevas en el territorio, al igual que ante un nuevo macho llegado a su territorio (de la hembra) se muestran agresivas y asumen la función del macho para delimitar el territorio al resto e imponer su “dominio” del mismo.

Una hembra en actitud hostil con otra hembra, generalmente busca la sumisión de la última a su dominio del territorio:

Una hembra en actitud hostil con un macho, en principio busca lo mismo que con una hembra pero ante una respuesta más hostil por parte del macho se mostrará sumisa, así como ante un aumento de la debilidad mostrada por el macho (si se diese) sería objeto de rechazo y posiblemente ataques por parte de la hembra hacia el macho “débil”.

3.Relación de los compañeros con el territorio:

Lo mejor para evitar situaciones de estrés para los compañeros y facilitar que el macho no pierda confianza en si mismo ni tiempo en crear el territorio, es dejar la introducción de los compañeros para el último lugar, aunque una vez introducidos al territorio no será necesario sacarlos para la introducción de nuevos Bettas, salvo la llegada de un nuevo macho en sustitución del que había (en cuyo caso lo mejor es sacarlos a todos, romper cualquier territorio creado y empezar de 0 con el orden correcto)

Podríamos decir a modo de resumen, que si el diseño de un proyecto de Bettas debe diseñarse en torno al Betta (contemplando lo que es o no adecuado para él), en el diseño del territorio todo gira en torno al macho.

LITTL3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada